18 octubre, 2018, Jue

“Es lamentable” que nadie asuma responsabilidad por filtrar datos de pacientes en Cuenca

Concentración Hospital 25.08.14

Concentración Hospital 25.08.14

Artículo de la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública en Cuenca.

La Plataforma en Defensa de la Sanidad de Cuenca valora el toque de atención dado al Hospital de Cuenca pero echa en falta una sanción a la dirección del centro.

La portavoz, Mª Ángeles García hace un llamamiento al actual Gobierno para que maximice recursos públicos y evite “caer en el error” de las derivaciones a la privada.

La Plataforma en Defensa de la Sanidad de Cuenca ha valorado como “positiva” la decisión de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) de apercibir al Hospital de Cuenca  por “ceder datos personales e historiales médicos de los pacientes de su servicio de Neurofisiología” a la clínica privada Recoletas de la capital conquense “sin cifrar la información, pese a tratarse de datos especialmente protegidos”.

Además,  destaca la decisión añadida de sancionar con 40.001 euros a Recoletas  “por haber subcontratado al Centro de Estudios Neurológicos sin la autorización del Hospital Virgen de la Luz y haber cedido los datos de los pacientes sin protegerlos con cifrado”.

Sin embargo, Mª Ángeles García, doctora en el servicio de Neurofisiología del hospital conquense y portavoz de la plataforma ha lamentado “el retraso” en la toma de esta decisión en un asunto que se denunciaba en el mes de agosto del año 2014. También ha calificado de “lamentable” que “nadie” vaya a asumir una responsabilidad a título personal. “Gestionar un hospital no es mandar o cobrar más o menos sino ser responsable de las decisiones que estén bajo tu competencia”.

Dice que “el hospital no es un ente sino que detrás de las decisiones hay personas como el entonces gerente o el director médico” y cree que la Agencia Española de Protección de Datos no debería escudarse en  que “un organismo público no puede sancionar a otro organismo público”.

El hecho, asegura Mª Ángeles García, es que “se decidió enviar a los pacientes a la sanidad privada y nadie les preguntó o les informó”. Una circunstancia que, unida a la “irregularidad” de cesión de los datos de los pacientes, debería haber propiciado “una sanción igual que la que ha recibido Recoletas”.

Una actuación que, recuerda, fue “consecuencia de la política del SESCAM de aquel momento. Se recortaban los recursos de la sanidad privada para incrementar listas de espera y  derivar pacientes a la privada para hacer negocio”.

“Hay que rentabilizar los recursos públicos antes de derivar a la privada”

Teme que con el actual Gobierno regional, en manos del PSOE, ocurra algo similar después de que la Consejería de Sanidad haya reconocido que en los últimos siete meses se derivó a 760 pacientes a clínicas privadas de Madrid y después de anunciar la Junta que, en esas derivaciones a la privada, se priorizará a clínicas castellano-manchegas. “Tengo que recordar que Recoletas es una clínica de Cuenca que concertó servicios con Madrid”, asegura la portavoz de la plataforma.

En su opinión, para evitar derivaciones a la privada hay que maximizar los recursos de la sanidad pública. “Los centros tienen que estar abiertos mañana y tarde, tanto los servicios de cirugía como otros complementarios y si una vez que se rentabilizan los servicios públicos es necesario concertar con la privada debe hacerse con los mismos criterios de calidad”.

Y es que, añade, “se ha facturado por pruebas que no se han realizado o que no se han completado porque las clínicas no tenían recursos suficientes y el paciente ha terminado volviendo a nosotros. Hay que evitar caer en el mismo error”.

Dinos lo que opinas

Tu dirección de email no será publicada.