25 septiembre, 2018, Mar

Para Izquierda Unida hay que actualizar las relaciones con las infancia y la adolescencia conquense.

consejo infanciaDespués de la celebración del último Consejo Municipal de Infancia y Adolescencia el viernes 19 de febrero, el Grupo Municipal de Izquierda Unida propone un giro en las relaciones entre la administración y las y los menores.

Escuchando propuestas de las niñas y niños de los distintos colegios y un par de institutos, pocos adolescentes, se puede apreciar que son demandas sobre el estado de deterioro de los edificios, del tráfico y del mal uso que se hace de los patios. Tan sólo hubo una niña cuyas propuestas trataban sobre el cuidado de los ríos, la limpieza de las zonas de “marcha” y la posibilidad de que haya instrumentos de madera en los parques y jardines de la ciudad para disfrute de cualquiera.

En ningún caso se planteó el problema del acoso (1 de cada 10 niños/as españoles lo sufre y 1 de cada 3 es acosador/a), no se plantearon actividades con familias, ni se mencionó la interculturalidad (ningún asistente era extranjero/a).

Para el área de Educación de Izquierda Unida el contenido del mencionado Consejo de la Infancia y Adolescencia refleja los valores mayoritarios de la ciudadanía y también representa la imagen que se tiene de lo que es el Ayuntamiento y para qué sirve. Faltaron adolescentes cuyos criterios más críticos pudieran enriquecer, tal vez porque ya sienten la política como algo ajeno a su mundo y decepcionados, incrédulos, desmotivados, tiran la toalla.

No basta con abordar el ejercicio de la política desde los sillones de los despachos, no sólo se hace política con datos económicos ante cualquier iniciativa ciudadana, no es conveniente adoptar posiciones paternalistas con los y las menores. Todo este tipo de actitudes no contribuye a hacer que nuestras hijas e hijos sean más autónomos, libres y responsables, quieran cuidar lo público y sientan la ciudad como un espacio propio en el que convivir en paz, a gusto con los demás.

Se necesitan nuevas miradas, nuevos oídos y mucha empatía para que fluya en buena sintonía la necesaria relación entre el consistorio y su ciudadanía más joven. Las chicas y chicos que representaban a sus colegios deben poder crecer con sus derechos cumplidos y sus iniciativas atendidas, ser ellas y ellos mismos sin trabas institucionales en su desarrollo, construir un futuro conquense más justo, igualitario, respetuoso y libre que el actual.

Las propuestas que planteó IU trataban de facilitar interrelaciones con los servicios sociales (educadores/as de calle), abordar el acoso, apertura de centros por las tardes facilitando el uso de las instalaciones como bibliotecas, gimnasios, internet, etc., apoyar a las familias con pocos recursos y todo en un clima de democracia real, con todos los protagonistas en condiciones de igualdad.

Dinos lo que opinas

Tu dirección de email no será publicada.