21 enero, 2018, Dom

Rechazo de IU a la reestructuración de líneas de autobús urbano.

autobuses urbanosDesde la formación de izquierdas consideran que las frecuencias propuestas son de imposible cumplimiento. No se puede ir del Castillo al AVE en media hora, el mismo tiempo que se empleaba en ir del Castillo al Mirador en la antigua línea 1. Tampoco se podrá cumplir la frecuencia de media hora en la línea 6, a pesar de dejar sin servicio la zona de Ángeles Gasset, Cañadillas y Fuente del Oro, porque se elimina uno de los 3 autobuses que la hacen posible.

Precisamente el hecho de eliminar autobuses y la ampliación de frecuencias los fines de semana supone para IU la posibilidad abierta de que se produzcan despidos. Según lo que informa el concejal de Servicios a la Ciudad, Pedro J. García Hidalgo, no debería haber ninguno, aunque durante la negociación con la empresa, esta habló de hasta 3. En IU vigilarán que no se produzcan.

Entre las grandes mermas, no sólo está el dejar sin servicio la zona de Ángeles Gasset, sino también la eliminación de la línea 3 al completo. Lo cual se pretende subsanar a través de una improvisación como es el supuesto acuerdo al que habría que llegar con los taxis. Tampoco creen en IU que el tren turístico vaya a suponer alguna mejora en el servicio, no imaginándose a las y los vecinos del Casco subiendo con las bolsas de la compra en el mismo. Además, el vehículo que cubra la línea 1 debe ser de dimensiones reducidas para maniobrar por las calles, reduciendo así la capacidad de transporte a la estación del AVE.

Lo más inexplicable para IU es el hecho de que se firme un contrato en 2012 y desde el primer momento se esté incumpliendo, haciendo demás kilómetros y generando así una nueva deuda en el servicio que ya arrastra tres años. Alguien debe ser responsable de ello. Tampoco es de recibo pretender tener un servicio de autobús en condiciones con tan sólo 470.000 euros, cuando el anterior contrato era muy superior y cuando en ciudades similares como Toledo gastan en ello hasta 5 millones de euros. Desde IU esperan que las mejoras que elimine la empresa para saldar la deuda no pasen por no renovar la flota de autobuses, dado que alguno de ellos tiene más de 13 años.