17 julio, 2018, Mar

Unidos Podemos reclama un plan de retorno para la juventud española emigrada

Pablo GarcíaEl candidato de Unidos Podemos en la provincia de Cuenca, Pablo García, ha reivindicado hoy un Plan de retorno para nuestra juventud emigrada, que establezca subsidios por desempleo sin que se les exija un mínimo periodo de cotización en los países de emigración. También ha reclamado igualdad de derechos sociales con el resto de españoles y españolas, igualdad de trato fiscal para evitar el pago de impuesto tanto en España como en su país de emigración, y facilidades de acceso a la vivienda en su regreso para evitar la indigencia.

Todo ello debe ir acompañado del reconocimiento a las y los trabajadores españoles que hayan trabajado en el exterior, de las prestaciones económicas derivadas de las cotizaciones a la Seguridad Social, con un cálculo de la Base Reguladora sobre las bases medias de cotización de un trabajador de la misma categoría.

Por otra parte, desde Unidos Podemos plantean la reforma de la Ley Electoral para facilitar el voto de las y los residentes en el extranjero, en la que se elimine la necesidad de “rogar el voto”. Y estudiarán la opción de crear un protocolo de custodia del voto para las urnas depositadas en las Oficinas Consulares, para evitar el fraude electoral del que ya ha habido sospechas.

El número de españoles y españolas en el extranjero a 1 de enero de 2016 era de 2.305.030 personas, un 5,6% más que un año antes según el INE. Las cifras oficiales contrastan con estudios en los que la cifra sería mucho mayor, ya que una parte de la emigración no se inscribe en las Oficinas Consulares. En Reino Unido la cifra real multiplica por 7 a las oficiales, y en Alemania por 3. Todo ello, afirma García, es viva muestra de que las condiciones de vida de nuestro país no han hecho más que empeorar. Desde 2009 el incremento es del 56,6% de personas emigradas.

Las medidas de austeridad y las escasas políticas sociales han recrudecido aún más esta situación, dejando a la mayoría de la población entre dos alternativas: la precariedad o la emigración. Esta tiene consecuencias sociales, políticas y económicas como el desarraigo, la baja autoestima, pérdida de confianza, etc.Para el sistema, concluye el candidato de Unidos Podemos, supone una disminución de votantes críticos y una inversión educativa desperdiciada, más la pérdida de fuerza de trabajo fundamental para el cambio del modelo de país. Son los “invisibles”, como diría el cineasta Fernando León. Desde Unidos Podemos queremos acabar con ese exilio económico y mejorar las condiciones de quienes se ven forzados a irse.

Dinos lo que opinas

Tu dirección de email no será publicada.