25 septiembre, 2018, Mar

La LOMCE es un obstáculo para la educación contra la violencia de género.

Ana Cruz, concejala de IU en el Ayuntamiento de Cuenca

Ana Cruz, concejala de IU en el Ayuntamiento de Cuenca

En el Consejo Municipal de Igualdad, que se celebra un par de veces al año, las trabajadoras del Centro de la Mujer de Cuenca exponen el trabajo que han realizado y el que tienen previsto realizar en materia de prevención y educación contra la violencia de género. Además, la representante del Instituto de la Mujer muestra las acciones que desde la Junta se hacen y harán en esta materia.

Desde ambos organismos reconocen que el alumnado de 4º de ESO y 1º de Bachillerato es muy adecuado para realizar las actividades que han diseñado sobre esta  incesante lacra social, que hoy en día despunta entre los y las adolescentes.

Sin embargo, en su programación de las necesarias actividades, tanto el Centro de la Mujer como el Instituto de la Mujer se han topado con la LOMCE. Esta ley educativa del PP ha quitado la hora semanal de tutoría precisamente en esos dos cursos, en 4º de ESOy en 1º de Bachillerato, de manera que no hay tiempo apropiado para impartir este tipo de formación al alumnado. Se deja en mano de la voluntad de los centros la posibilidad de realizarlas contando con el tiempo de otras materias, es decir, dejando de dar matemáticas, inglés, lengua, etc. porque de lo contrario no es posible que estos organismos institucionales puedan educar a nuestra juventud adolescente en algo tan importante como es la IGUALDAD y el respeto entre hombre y mujeres.

Desde el Grupo Municipal de Izquierda Unida queremos denunciar este hecho. La LOMCE impide educar en igualdad, en muchos sentidos, también en este caso.

Próximos a celebrar el Día Internacional Contra la Violencia de Género el próximo 25 de noviembre es muy lamentable que teniendo recursos humanos estupendos no se puedan practicar, con normalidad, acciones encaminadas a educar en IGUALDAD porque una ley educativa, aprobada en exclusividad por un partido político, haya eliminado las horas de tutoría de los grupos más adecuados para tratar este gravísimo asunto social.

Este caso, es sólo un ejemplo de cómo no vale cualquier ley, no vale cualquier mayoría parlamentaria. Hay leyes que se aprueban y van en contra del bienestar de la ciudadanía, van en contra de la IGUALDAD. Si se mantienen estaremos propiciando una sociedad más injusta y perversa en cuanto a la convivencia pacífica y con dignidad de cada hombre y cada mujer que vivimos en este país.

Dinos lo que opinas

Tu dirección de email no será publicada.