16 julio, 2018, Lun

El sábado se movilizó la vecindad del barrio Cerro de la Horca, exigen el asfaltado integral del todo el barrio y mobiliario urbano.

Foto Las Noticias de Cuenca

Este es un ejemplo claro de la gestión urbanística que han llevado a cabo el PP y el PSOE en las últimas legislaturas, permisiva y negligente con los constructores, y que olvida los derechos de la vecindad.

Desde Izquierda Unida Cuenca son numerosos los ruegos y preguntas que hemos presentado en Pleno para que se finalice la urbanización, recibiendo constantes evasivas por parte del equipo de gobierno.
A la urbanización le faltan mucho más que el arreglo del bacheado, le falta UNA CAPA ENTERA DE ASFALTO (que provoca que haya un escalón considerable a la salida de los garajes), papeleras y árboles en los alcorques, sin entrar que no tienen parques, ni equipamientos públicos. Lo que si tienen es un vertedero ilegal al fondo del barrio. Así que el Ayuntamiento no debería hablar de “terminar en su totalidad el Cerro de la Horca”, como está haciendo. Porque supone engañar a la vecindad del barrio.
Al Ayuntamiento le corresponde vigilar y asegurar que la urbanización se termina con todos sus elementos, de forma que se garantice a las personas, que han pagado sus viviendas, que puedan habitarlas con todos los derechos que les corresponden: servicios públicos de limpieza y recogida de basuras, zonas verdes, equipamientos públicos como pistas deportivas, centros sociales, educativos, etc. Sin embargo, en el Cerro de la Horca vive gente hace casi 6 años sin todo esto, y a los constructores y urbanizadores parece que se les va a perdonar todo lo que han dejado de ejecutar.
Para construir un edificio tiene que estar primero la calle hecha. Es evidente que en este caso no lo estaba (porque todavía sigue sin estar…). Para poder construir (para dar licencias de obra) sin tener la urbanización terminada, es obligatorio pedir una fianza a la empresa constructora para asegurarse de que al menos su manzana correspondiente se va a terminar de urbanizar. Esto es tarea del Ayuntamiento. Y esto es lo que el Ayuntamiento nunca NUNCA hace en Cuenca. Vía libre a la constructora, y si se queda la cosa sin urbanizar… Lo más grave: que no se pueden dar licencias de ocupación (es decir, dejar a la gente que se vaya allí a vivir) sin tener terminada la urbanización.
La situación que se vive en el Cerro de la Horca tiene un responsable: el Ayuntamiento de Cuenca.

 

Dinos lo que opinas

Tu dirección de email no será publicada.