21 noviembre, 2017, Mar

IU advierte de que los buenos datos de visitantes y pernoctaciones no se reflejan en las condiciones laborales del sector de la hostelería.

Sólo 510 de los 12.942 contratos firmados en junio de 2017 son indefinidos, menos del 5%. Son 17 contratos menos que en junio de 2016

La formación está denunciando situaciones de precariedad laboral en las 5 provincias de Castilla-La Mancha, en el marco de la campaña “Que no nos jodan la vida”.

De los 12.942 contratos que se han firmado en la provincia de Cuenca durante el mes de junio de 2017, tan sólo 510 han sido indefinidos, menos del 5% del total, siendo los demás de carácter temporal. Este es el dato que ha ofrecido Izquierda Unida esta mañana en rueda de prensa, según la estadística del propio Servicio Público de Empleo (SEPE).

Para IU, esto significa que los buenos datos de visitantes y de aumento de las pernoctaciones que ofrece la Patronal tanto en la provincia como en Cuenca capital, no están teniendo repercusión en la mejora de las condiciones laborales de las y los trabajadores del sector de la hostelería. “Si aumentan las visitas, viene más gente, y el volumen de negocio aumenta, también deberían hacerlo las contrataciones y las condiciones de trabajo” afirman. “Sin embargo, se han firmado incluso 17 contrato fijos menos que el año pasado, lo cual supone aumentar la precariedad y empeorar las condiciones de trabajo”.

Así mismo, IU ha denunciado la externalización de servicios en hostelería. De manera que “los hoteles contratan otras empresas para que hagan las tareas de camareras de piso, y los restaurantes subcontratan a las y los camareros o el personal de cocina”. Así en lugar de aplicar el convenio de hostelería se aplica el Estatuto de los Trabajadores, porque estas empresas ‘multiservicios’ no tienen convenio colectivo. Lo cual supone rebaja de salarios y aumento de las jornadas parciales. “Si cuando empezó la crisis se trató de atajar a través de las condiciones laborales, ahora que nos venden que todo mejora, sin embargo, se sigue atacando los salarios y aumenta la precariedad” denuncian. “Todo ello para que los ricos sean más ricos y los pobres más pobres, como siempre”, sentencian.

Esta denuncia de IU se encuadra en la campaña “Que no nos jodan la vida”, a través de la cual la formación está denunciando situaciones de precariedad laboral en las 5 provincias de la región. “En Cuenca tenemos que hablar de hostelería y turismo”, alegan en IU, “dado que nos venden que en esta provincia no cabe otra ‘industria’. Sin embargo, las condiciones para sus trabajadoras y trabajadores no mejoran. Lo cual tiene más repercusión entre la juventud, y en especial entre las mujeres”.

Dinos lo que opinas

Tu dirección de email no será publicada.