14 diciembre, 2018, Vie

IU tacha de “incoherente” el método de retribución de los servicios de limpieza y basuras a la empresa privada.

La formación denuncia que cobrar en función de la cantidad de basura recogida choca con reducir, reutilizar y reciclar.

También mantienen su apuesta por la gestión directa, asegurando el control del servicio frente al descontrol de la privada.

Izquierda Unida ha criticado duramente los pliegos de limpieza viaria y recogida de basuras, cuya mesa de contratación ha tenido lugar esta mañana. Han insistido en la “necesidad de afrontar estos servicios desde la gestión directa, asegurando su control, no limitando tanto la capacidad de maniobra de la Administración, y siendo además más barato”.

La formación también ha señalado que “por su cuantía, sólo pueden ser asumidos por unas pocas empresas, todas ellas vinculadas y dependientes de las grandes empresas de la construcción, que ahora están viendo en los servicios públicos una nueva línea de negocios”. Prueba de ello es que las empresas interesadas son Valoriza, FCC o Urbaser. Todo ello, para IU, “forma parte del empeño del PP en concentrar la prestación de servicios en unas pocas manos”.

Pero donde más dureza han empleado desde la formación de izquierdas ha sido en el método elegido para retribuir los servicios a la concesionaria, que tachan de “incoherente”, ya que depende del volumen de residuos recogidos, o lo que es lo mismo, “cuantos más residuos recojan, más dinero cobrarán”. “Esto, que a primera vista puede parecer razonable, choca frontalmente con los principios que deben presidir el tratamiento y gestión de los residuos sólidos: reducir, reutilizar y reciclar”.

“Con este modelo de pago, ¿Qué interés puede tener la empresa en aplicar unos principios que buscan la reducción de los residuos, si a menos residuos, menos ingresos? Evidentemente ninguno” sentencian. Pero más incoherente “y preocupante” resulta para IU que este mismo sistema se aplique a la limpieza viaria. “No tiene ningún sentido”, han afirmado, señalando que el sistema de retribución “debe ir ligado a la naturaleza del servicio y a sus objetivos. Y en la limpieza viaria estos no van ligados a la cantidad de residuos recogidos sino a la limpieza, salubridad y buen aspecto general de la ciudad”.

Además, para el Grupo de IU, este sistema requeriría de un riguroso control por parte del Ayuntamiento. Control que, afirman, “el mismo concejal de Servicios a la Ciudad ha reconocido que no es capaz de ejercer sobre la actual contrata. Y hasta su compañero, el portavoz del equipo de gobierno, ha reconocido en los últimos meses que el Ayuntamiento de Cuenca tiene un problema de control sobre todas sus contratas y que hay contratos que ningún técnico vigila”.

Dinos lo que opinas

Tu dirección de email no será publicada.