16 octubre, 2018, Mar

Izquierda Unida valora muy negativamente el resultado de la Cuenta General 2017 de la Diputación Provincial de Cuenca.

Esta pasada semana  hemos tenido conocimiento de la Cuenta General de la Diputación correspondiente al año 2017.No se puede calificar más que como “vergonzoso” el resultado económico del año: se han alcanzado los 25 millones  de euros  de resultado presupuestario. Este resultado en una Administración Publica denota una incapacidad manifiesta para atender las necesidades de nuestros pueblos. Para mayor bochorno, nos encontramos con un Remanente de Tesorería de 40 millones de euros. Es decir, la Diputación ha acumulado esta cantidad desorbitada a base de no utilizar los ingresos que tiene en solucionar las mejores condiciones de vida de nuestros pueblos, que falta les hace, sino en engrosar las cuentas corrientes que tiene en los bancos, o en mantener cuentas a plazo fijo. Estos datos los puede comprobar cualquier ciudadano, dado que esta Cuenta General va a estar en exposición pública.

Además, hemos contemplado con asombro las declaraciones de los Sres. Prieto y Huete, los dos máximos responsables de la institución, en rueda de prensa. De forma triunfalista dan a conocer la “millonada” que han decidido dedicar a inversiones durante este año, a cuenta de los resultados de 2017.

Este tipo de manifestaciones no pueden calificarse más que como una monumental falacia, a base de un autobombo que estamos seguros de que ni ellos mismo se creen.

Es bueno echar mano de la hemeroteca y ver sus propias declaraciones en relación a los presupuestos de ese mismo año: “esfuerzo inversor previsto para el próximo ejercicio (2017) destinando a ello prácticamente un tercio del Presupuesto. Esas inversiones y transferencias de capital se han consignado en casi 24 millones de euros”. Y quedan como geniales gestores.

Pues bien, ahora vemos la realidad: de esos 24 millones NO HAN EJECUTADO 15 millones. Y ese dinero deja de dedicarse a lo previsto y se dedica al ahorro improductivo.

Nada se ha gastado en el Plan de Instalaciones Municipales, en el que iban a gastar medio millón de euros. Nada se ha gastado en la adquisición de mobiliario urbano para los Ayuntamientos. Nada se ha gastado en mejora de redes de abastecimiento y distribución de aguas, o en depuración de aguas residuales en pequeños municipios, o en sondeos, captaciones y redes de agua…con lo que tanto se llenaron la boca.

Así utiliza el equipo de Gobierno los presupuestos: vende obras continuas, luego no hace nada y al presupuesto siguiente vuelve a venderlas…para volver a no hacer nada. Y como la mayoría de la gente no se acuerda de lo que dijeron, todos se creen que sus inversiones en la provincia son ingentes.

Por tanto, consideramos que la gestión económica de esta Diputación no puede ser peor ni más ofensiva para los pueblos conquenses…pero no puede ser mejor para los bancos.

Dinos lo que opinas

Tu dirección de email no será publicada.