14 noviembre, 2018, Mie

El Seminario habría vulnerado la Ley de Patrimonio Histórico al colocar publicidad sobre la fachada de la iglesia de la Merced

Izquierda Unida, que solicitó la pertinente autorización de la Junta, manifiesta su sorpresa ante la inexistencia de la misma.

Deberán retirar el cartel y reparar los posibles daños producidos en los sillares de la iglesia, declarada BIC.

El Seminario Conciliar de San Julián, perteneciente al Obispado de Cuenca, habría vulnerado la Ley de Patrimonio Histórico de Castilla-La Mancha al instalar sobre la fachada de la Iglesia de la Merced, declarada Bien de Interés Cultural (BIC), un cartel publicitario, que lleva allí colocado más de un año, sin la correspondiente autorización de la Junta de Comunidades.

Izquierda Unida en Cuenca solicitó dicha autorización a la Dirección Provincial de Cultura en enero. El artículo 38 de la citada Ley indica que no se puede instalar ningún tipo de “publicidad, cables, antenas, conducciones y cualquier otro elemento que perjudique la adecuada conservación” de un BIC o dificulte su visión en su entorno. A no ser que, “excepcionalmente, de manera motivada y en base a criterios técnicos”, se cuente con la autorización de la Consejería competente en Patrimonio Cultural.

Autorización con la cual, para “sorpresa” de la formación de izquierdas, no cuenta el Seminario para colocar ese cartel en un BIC, tal y como reconoce la propia Dirección Provincial de Cultura en su resolución de 8 de junio de 2018. Ante la petición de información de IU, el Servicio de Cultura emitió un informe que no autoriza la instalación de la citada publicidad e insta a su inmediata retirada, con la reparación y restauración de los sillares posiblemente dañados por el anclaje de la misma. Intervención que, igualmente, debe ser autorizada por la Dirección Provincial de Cultura.

Por lo tanto, para IU “nos encontramos ante una clara vulneración de la Ley de Patrimonio Histórico y una manifiesta falta de respeto por un Bien de Interés Cultural como es la Iglesia de la Merced, por parte de su propietaria, la Iglesia Católica”. Para esta formación parece que el Obispado “desconociera la importancia de su propio patrimonio”, y le recuerda que “está exento del pago de IBI, a diferencia del resto de los mortales, precisamente para mantener las obras de arte que posee”. Finalmente, lamentan en IU que la Consejería “no haya sido capaz de actuar hasta que se ha producido la petición de IU, cuando se trata de un cartel que lleva más de un año a la vista de todo el mundo, en un lugar turístico muy concurrido, sin que existiera solicitud alguna del Obispado para su instalación”.

Dinos lo que opinas

Tu dirección de email no será publicada.