17 octubre, 2017, Mar

Cuenca en riesgo de insolvencia y el Plan de Ajuste.

El próximo viernes 28 de julio, como cada año, se celebrará un Pleno Extraordinario del Ayuntamiento de Cuenca. Quizás se trate algún otro asunto suelto que quede pendiente. Pero el objetivo fundamental de su celebración es la solicitud por nuestra parte del denominado Fondo de Ordenación. Esto no es ni más ni menos que la contratación de un préstamo que nos gestiona el Ministerio de Hacienda para que paguemos deuda, supuestamente a bajo interés. La contrapartida, el famoso “Plan de Ajuste” que nos “pesa como una losa” en palabras del Alcalde Ángel Mariscal (durante el debate sobre el estado del municipio).

Más allá de la desvergüenza y el cinismo que supone que eso lo afirme la cabeza visible del PP en Cuenca, puesto que el Plan de Ajuste se hace en atención a las leyes del gobierno estatal del PP de Rajoy y Montoro, en Izquierda Unida compartimos la afirmación: el Plan de Ajuste pesa como una losa sobre todas y todos los conquenses.

¿Por qué? El Plan de Ajuste establece una serie de condiciones que son las que Montoro fijó en su RD 8/2013, artículo 26, a saber: reducir gastos de personal de manera que no se convoquen oposiciones salvo de policía y bomberos; financiar íntegramente los servicios públicos con tasas, lo cual implica una subida generalizada de las mismas; no bajar la recaudación por impuestos, ni suprimir ninguno de ellos; la remisión de los presupuestos anuales al Ministerio de Hacienda, es decir, no poder decidir dónde gastamos nuestro dinero si no es con el visto bueno de Montoro; y hasta la famosa revisión catastral que finalizó con la subida del IBI el pasado otoño. Si no se cumple, corremos el riesgo de que el Ministerio no nos entregue la parte que corresponde a nuestro Ayuntamiento de los Tributos del Estado. Es decir, nos amenaza con el cierre del grifo de la financiación. Y todo ello hasta el año 2032. Compromisos que año a año renovamos con la solicitud del Fondo de Ordenación.

A pesar de estas condiciones leoninas, el pasado miércoles nos despertábamos con el Informe de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), que sigue sin sacar a Cuenca de la lista de 32 ayuntamientos (sólo 4 de capitales de provincia) que se encuentran “en riesgo de sostenibilidad financiera”. Es decir, presentamos un ratio de deuda “mayor al 75% de nuestros ingresos”. Y tanto: una deuda, financiera sólo, de 70 millones, cuando el presupuesto municipal no pasa de 53. Incumplimos, en definitiva, dos de los 4 criterios que este organismo utiliza para calificar a los ayuntamientos.

La conclusión es sencilla: el Plan de Ajuste no sirve para reducir la deuda, no sirve para sanear el Ayuntamiento, no sirve para mejorar la vida de la gente, al contrario, las empeora, reduce servicios públicos, ahoga al consistorio, en definitiva, pesa como una losa.

Quizás el Alcalde se permite calificar el Plan de Ajuste de esta forma porque fue un alcalde del PSOE su artífice. Fue la corporación que presidía Juan Ávila la que nos metió de lleno en todo esto, voluntariamente. Y así, PP y PSOE de la mano, año a año, votan juntos la renovación del Plan de Ajuste, vía Fondos de Ordenación, con la inestimable colaboración de Ciudadanos. Todos juntos, los partidos del régimen, vienen sosteniendo esta situación año a año, con el único voto contrario de Izquierda Unida.

Sin embargo, este escrito no pretende ser un reproche, sino una oportunidad para aprovechar. En un momento en que todos los grupos municipales denuncian el autoritarismo del Alcalde y se plantean pequeños “reveses” al PP en las votaciones plenarias; justo cuando más parece cuestionado el gobierno local. Se podría pedir a Mariscal, a quien tanto le pesa el Plan de Ajuste, que no continúe con él, pero sería pedir peras al olmo. Desde IU instamos a PSOE y C’s a dar por fin la espalda a la política económica del PP, a la política neoliberal que nos pesa como una losa. Les instamos a votar en contra del Fondo de Ordenación el próximo viernes. Tras la aprobación del presupuesto municipal de 2017 por PP y C’s, quizás esta sea una de las últimas oportunidades de conseguir que el PP no termine la legislatura.

Pablo García Rubio

Coordinador Local de IU en Cuenca

Dinos lo que opinas

Tu dirección de email no será publicada.